Agostina López

Me acuerdo de que cuando entré a lo de Nora yo era muy tímida pero cuando hablé con ella, algo me dio serenidad, no me acuerdo nada de esa conversación, solo que sentí que conocerla era como abrir una puerta mágica a algún lugar de mí misma.
Me acuerdo que las primeras clases solo miraba como si las clases fueran la película más hermosa que vi en mi vida. ¿Quiénes eran esos chicos extraños que fantaseaban con sus cuerpos y con sus palabras? ¿Se puede vivir así? ¿Lo raro tiene lugar en el mundo?
Una vez por semana el mundo tenía otras leyes, más cercanas a lo ambiguo, a lo deforme, a lo salvaje.
Hicimos una escena que yo lloraba y ponía la cabeza al lado de un ventilador, el pelo giraba y mi cara se llena de mocos y fluidos. Me gustó estar así, como poseída por emociones incontrolables.
Creo que Nora te guía no necesariamente solo en el proceso de actuar, para mi es una mirada integral, la mirada de la creación y sobre todo Nora te conecta con tu propia intuición. En ese sentido es la mejor educación, sentir que ya no te tenés que esconder, sino que algo de eso que sos puede existir y tener fuerza.
Descubrí que las palabras unidas a los cuerpos tenían un poder especial, que las palabras traídas desde ese lugar más emocional, más inconsciente eran más particulares. Escribir teatro fue un proceso natural que viví después de pasar por las clases y vivenciar el uso de las palabras pasadas por el cuerpo.
Recuerdo una clase donde cerrábamos los ojos y Nora nos ponía frutas en las manos, desintegraba todo el mundo conocido con esos ejercicios, mirar desde otro lugar, no juzgar, observar la vida como un lugar de experiencias caóticas y lúdicas.
Nora es alguien sumamente emocional y original, conectada de igual manera con las emociones y con lo excéntrico, con lo distinto. Nora crea una cueva de protección, donde cada uno puede ir a encontrar su propia manera de jugar, y todo eso con una sensibilidad potente, capaz de mirar sin prejuicio, abierta a lo abyecto y a lo tierno.
Nora tiene capacidades de guía, puede llevarte por un proceso y acompañarte en los momentos difíciles, donde las cosas no salen, darte fe para continuar, vivir con vos lo oscuro y lo luminoso de un proceso.

 

Testimonios de alumnos que recopiló Lucía Panno para “Maestras”, ciclo de entrevistas a las grandes del teatro (Centro Cultural Rector Ricardo Rojas / Mayo de 2018).

© 2018 Nora Moseinco / Escuela de actuación

Hola

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?